Experience true power and ease in website design. Our website templates and WordPress themes offer flexibility and functionality unlike any other.

Reseña, Gallo 71. Blog Itacate.

Gallo 71

Déjenme contarles que ir a Gallo 71 no es ir a comer, es toda una experiencia y fiesta para los cinco sentidos. Créanme que vale la pena cualquier viaje o cualquier pretexto que tengan en Monterrey o San Pedro, para que su “vuelta” sea completa e inolvidable.  Para empezar llamamos para hacer una reservación pues por internet nos daban la siguiente mesa en tres días ¡a las 2 de la tarde! jajaja, entonces, como no me doy por vencida fácilmente llamé e hice reservación para 2 personas dentro de la siguiente media hora y me la dieron para dentro de cuarenta y cinco minutos y me pareció muy correcto para ser sábado. Pregunté antes de colgar que cual era la especialidad pues la única referencia que tenía era que ahí servíán el famoso pastel millonario, el de pistache, el de 1500 pesos y me dijeron: "la especilidad...mmm, conoce la Nacional?" "si señorita, es mi restaurante favorito" "ah, pues le va a encantar pues son los mismos creadores y dueños y la diferencia es que acá todo lo hacemos a las brasas" No, pues prometía el gallito este.

Llegamos sin contratiempos pues está muy bien ubicado en la calle Vasconcelos, tienes servicio de valet parking.  No es muy grande por lo que siempre está rebozando de gente, sin duda hay que hacer reservación.  Cuenta con terraza y el salón principal que no es muy grande.  Tienen la formalidad y el excelente servicio de la Nacional.  La comida es EXCEPCIONAL, comimos chicharrón de pulpo, tártara de atún y una ensalada de betabel con pistache y jocoque seco, deliciosa. Y tiene la particularidad de que desde tu mesa puedes ver la cocina y sus asadores y dos de ellos llaman la atención porque tienen una tapa que bajan para hornear y ahumar los cortes de carne y los mariscos y nos contaban que la temperatura que alcanzan estos dos asadores es tremenda y que utilizan carbón de madera de ébano pues es muy resistente.  El famoso pastel millonario no es de mis favoritos, pero si van con otras 7 personas y le dan un tenedorazo cada quién, con eso tienen. Demasiado dulce para mi gusto.  La sencillez y buen gusto son la constante para donde voltees.  Como parte de la decoración hay unos anaqueles que sirven para dividir el salón en tres partes y en ellos están colocados, los productos con los que son elaborados sus platillos, mexicanos todos, como en los almacenes el Gallo, una tienda de abarrotes muy famosa en Monterrey, que ya no existe, en la que se inspira esta manera de decorar el lugar.  Las mesas de madera, la loza “desigual” aunque toda es blanca con azul, los accesorios de peltre y como centro de mesa una plantita de romero que retiran al momento de sentarte pero que le da un aroma al lugar súper característico.  No se lo pierdan.  Lo recomiendo 100 por ciento por el balance entre lo que pagas y lo que obtienes a cambio.  

 

 

{fcomments}

  • Creado el
  • Visto: 292